Solución Integral Empresarial

Ajustes por diferencia en cambio en las NIIF

Los activos y pasivos representados en moneda extranjera deben ser ajustados para reconocer la diferencia en cambio, diferencia que afecta el valor expresado en la moneda nacional.

Activos y pasivos en moneda extranjera se registran en la moneda funcional.

Los activos y pasivos que la empresa tenga en moneda extranjera, deben ser registrados en su contabilidad en la moneda funcional.

Respecto a la moneda funcional, señala el párrafo 30.2 de las NIIF:

«Cada entidad identificará su moneda funcional. La moneda funcional de una entidad es la moneda del entorno económico principal en el que opera dicha entidad.»

La moneda funcional es la moneda que se utiliza en el país en el que opera la empresa, que, para nuestro caso, es el peso colombiano.

Reconocimiento inicial de los activos y pasivos representados en moneda extranjera.

El reconocimiento inicial de los activos y pasivos representados en moneda extranjera se deben hacer en la moneda nacional, convertida a la tasa de cambio vigente para la fecha en que se realizó la transacción, conforme lo dispone el párrafo 30.7 de las NIIF:

«En el momento del reconocimiento inicial de una transacción en moneda extranjera, una entidad la registrará aplicando al importe de la moneda funcional la tasa de cambio de contado entre la moneda funcional y la moneda extranjera en la fecha de la transacción.»

El reconocimiento inicial no se puede hacer en monedas distintas a la funcional debiéndose hacer necesariamente la conversión respectiva con base a la tasa oficial de cambio para la moneda para la moneda nacional, a la fecha en que se realiza la transacción registrada en la contabilidad.

Ajustes por diferencia en cambio.

El reconocimiento inicial se hace en moneda nacional, pero como el activo o el pasivo se ha adquirido en moneda extranjera, su valor varía constantemente en función de la tasa de cambio, por lo que es preciso ajustar ese valor reconocido inicialmente según vaya variando la tasa de cambio.

Por ejemplo, si hemos adquirido un crédito de USD1.000 dólares a una tasa de cambio de $4.000, nuestro pasivo es de $4.000.000, pero si la tasa de cambio sube o baja, el pasivo en dólares sigue siendo de USD1.000, pero en pesos ha cambiado, y como en la contabilidad el pasivo se ha reconocido en moneda nacional, se debe hacer el ajuste respectivo para que el valor real de ese pasivo en la contabilidad se corresponda con la nueva tasa de cambio.

Fechas en que se debe hacer el ajuste por diferencia en cambio.

El ajuste por diferencia en cambio se hace al momento del cierre contable, o en cualquier momento que se requiere liquidar el pasivo o activo, o simplemente cuando por cualquier motivo se requiera hacer un informe financiero en periodos intermedios, etc.

¿Cómo se hace el ajuste por diferencia en cambio?

El ajuste por diferencia en cambio se hace aplicando al valor representado en moneda extranjera, la tasa de cambio vigente para el momento de hacer al ajuste, lo que hará que el valor registrado en la contabilidad se incremente o se disminuya, lo que generará un ingreso o un gasto según haya sido la variación de la tasa de cambio.

Por ejemplo, si tenemos un crédito de USD1.000 reconocido inicialmente con una tasa de cambio de $4.000, en la contabilidad ese pasivo es de $4.000.000.

Supongamos que la tasa de cambio disminuye a $3.900; entonces el valor de la deuda en pesos será de $3.900.000, lo que quiere decir que el pasivo disminuyó, lo que representa un ingreso contable por diferencia en cambio.

Caso contrario, si la tasa de cambio incrementa a $4.100, el pasivo en moneda nacional será de $4.100.000, es decir, se incrementó en $100.000 lo que corresponde a un gasto contable por diferencia en cambio.

La misma dinámica aplica para los activos adquiridos en moneda extranjera, donde los efectos se invierten respecto al pasivo, de modo que, si la tasa de cambio aumenta, el valor del activo en pesos se incrementa generando un ingres por diferencia en cambio, y si la tasa de cambio disminuye, el valor del activo en pesos también disminuye, pierde valor, lo que representa un gasto por diferencia en cambio.

Es como cundo usted compra un dólar en $4.000 y mañana ese dólar vale $3.500. Usted habrá perdido dinero por cuanto su posesión vale menos, lo que es un gasto, pero si el dólar mañana vale $4.500 su activo en pesos se ha incrementado, aunque en dólares sigue igual, 1 dólar.

Tasa de cambio a utilizar en ellos ajustes por diferencia en cambio.

La tasa de cambio que se debe utilizar para hace el ajuste por diferencia en cambio está depende de si se trata de partidas monetarias o partidas no monetarias según el párrafo 30.9 de las NIIF, así:

  1. En partidas monetarias: La tasa de cambio vigente a la fecha del cierre.
  2. Partidas no monetarias. La tasa de cambio utilizada en el reconocimiento inicial.

Como se puede observar, en el caso de las partidas no monetarias no se hace el ajuste en diferencia en cambio porque se utiliza la misma tasa de cambio utilizada para hacer el reconocimiento inicial, por lo que no resulta diferencia que se deba ajustar, lo que permite concluir que el ajuste por diferencia en cambio se hace únicamente sobre partidas monetarias.

Fuente:https://www.gerencie.com/ajustes-por-diferencia-en-cambio-en-las-niif.html

Scroll al inicio
×