Solución Integral Empresarial

Sanción por omisión de ingresos

Omitir ingresos en la declaración de renta está sujeto a sanción por inexactitud de acuerdo al artículo 647 del estatuto tributario.

Qué es la omisión de ingresos.

La omisión de ingresos consiste en no declarar ingresos que se han obtenido durante el periodo gravable declarado.

El contribuyente debe declarar todos los ingresos que obtenga, no importa su origen, que son la fuente de la renta sobre la cual se debe pagar impuesto de renta.

Entre más ingresos se declaren más se paga por impuestos, así que los contribuyentes los omiten, los ocultan o esconden para pagar menos impuestos.

Inexactitud por omisión de ingresos.

Cuando se omiten ingresos estamos frente a una inexactitud, como lo señala el numeral primero del artículo 647 del estatuto tributario señala:

«La omisión de ingresos o impuestos generados por las operaciones gravadas, de bienes, activos o actuaciones susceptibles de gravamen.»

Esto aplica no sólo para la declaración de renta, sino la de Iva, Ica, etc.

Ahora, si el contribuyente corrige voluntariamente su declaración para incluir los ingresos omitidos, debe liquidar la sanción por corrección, tema explicado en el siguiente artículo.

La sanción por inexactitud aplica cuando el contribuyente no corrige y la Dian profiere un requerimiento especial.

Cómo se calcula la sanción por omisión de ingresos.

De acuerdo al inciso primero del artículo 648 del estatuto tributario, la sanción, o multa por no declarar ingresos como nos consultan nuestros lectores, es del 100%, no del ingreso sino del mayor impuesto o menor saldo a favor determinado, luego de incluir los ingresos omitidos.

Así, cuando el contribuyente omite declarar arrendamientos por $10.000.000, por ejemplo, la sanción no es del 100% de esos arrendamientos, sino que se debe modificar la declaración, incluir esos ingresos y volver a calcular el impuesto de renta.

De lo anterior surge un mayor impuesto a pagar o un menor saldo a favor con respecto a la declaración que se corrige, y sobre esa diferencia es que se aplica la sanción del 100%.

La sanción así determinada puede ser reducida si el contribuyente acepta y corrige, tema explicado con más detalle en el siguiente artículo.

Es de anotar que, en la práctica, y por regla general, los ingresos omitidos una vez se profiere el requerimiento especial, se convierten en renta líquida por cuanto es muy difícil que se le puedan imputar costos o gastos a los ingresos omitidos, por lo que cualquier valor omitido tiene un elevado impacto en la renta líquida.

Cómo se impone la sanción por omisión de ingresos.

La omisión de ingresos causa la sanción por inexactitud, que se impone en el proceso iniciado con el requerimiento especial, que puede derivar en una liquidación oficial de revisión, etapa procesal en la impone definitivamente la sanción.

El contribuyente puede corregir la declaración para incluir los ingresos omitidos antes de que la Dian le notifique le requerimiento especial, y en tal caso liquida la sanción por corrección, que, si es en ocasión del emplazamiento para corregir, es del 20% del mayor impuesto o menor saldo a favor.

¿Qué pasa si no declaro un ingreso?

Si no declara un ingreso se expone a que la Dian le inicie un proceso de fiscalización del cual puede surgir un requerimiento especial, que puede derivar en el pago de la sanción por inexactitud y el pago de intereses moratorios sobre el mayor impuesto que resulte de los ingresos omitidos.

Si no se declara un ingreso se está evadiendo el pago del impuesto que corresponda sobre ese ingreso, y si es considerable el ingreso no declarado, puede incluso convertirse en delito penal.

Fuente:https://www.gerencie.com/sancion-por-omision-de-ingresos.html

Scroll al inicio
×