Solución Integral Empresarial

Inversión y consumo muestran ya señales de desaceleración económica

En los datos del PIB del primer trimestre la formación bruta de capital cayó. Gasto de los hogares y el gobierno general evidenció un ritmo moderado.

La economía colombiana creció 3,0% en el primer trimestre del año, una tasa muy por debajo de las dinámicas que se vieron durante 2021 y 2022. Y esto, en buena parte se explicó por una desaceleración tanto en el consumo como en la inversión.

Según dio a conocer esta semana el Dane, durante el primer trimestre del año la demanda final interna presentó una leve caída, con una tasa de -0,1%, mientras que hace un año su variación en términos anuales había sido de 12,6%.

Hay un importante gasto en consumo final, que está básicamente jalonado por el gasto de consumo de los hogares. Es decir, hubo un aumento en el consumo de los hogares colombianos”, destacó la directora del Dane, Piedad Urdinola.

Según las cifras de la entidad, en el primer trimestre del año el consumo final presentó un crecimiento de 2,6% en su comparativo con 2022, consumo de los hogares creció 2,9% y el del gobierno registró una cifra negativa de -0,2%.


Estas cifras, si bien fueron positivas a nivel general y en el caso de los hogares, muestran una desaceleración frente a hace un año, pues en el primer trimestre de 2022 el consumo final había crecido 10,6%, el de los hogares 11,2% y el del Gobierno 6,0%.
De otra parte, en la formación bruta de capital, o la inversión, registró una reducción de 10,3%, y en el caso de la formación bruta de capital fijo (inversión en maquinaria), la contracción fue de -1,0%.


De acuerdo con Mauricio Hernández Monsalve, economista de BBVA Research para Colombia, el deterioro de 0,1% en la demanda interna estuvo liderado por la inversión fija y la desacumulación de inventarios.

El consumo privado, por su parte, tuvo un comportamiento heterogéneo: positivo en los servicios y los bienes no duraderos, y negativo en los bienes durables y semi-durables”, explicó el economista.

Con esto coincide Sergio Olarte, economista principal Scotiabank Colpatria, quien destacó que el consumo de los hogares durante el primer trimestre del año lo que hizo fue verse impulsado por el consumo de bienes no durables.

Esto es la comida y el mercado; además de los servicios porque de todas maneras tenemos que ir al colegio, tomar transporte y ese tipo de cosas, pero los bienes durables de la economía (televisores, automóviles, entre otros), esos se desaceleraron, inclusive cayeron durante el primer trimestre del presente año”, dijo.


Desde la dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercados de Bancolombia se destaca que el resultado del PIB, en línea generales, se interpreta como positivo. “No obstante, la evolución de los rubros de la demanda evidencia algunas señales de impacto de las elevadas tasas de interés”, aseguró el reporte.


En cuanto al consumo total, Bancolombia destaca que este mejoró, explicado principalmente por una destacada recuperación del gasto público.

Por el lado de la inversión, por el contrario, se menciona que el balance fue negativo, “dado el pronunciado detrimento en maquinaria y equipo”.

En cuanto al sector externo, el Grupo Bancolombia destaca que este aportó de manera positiva al resultado.

Fuente:https://www.portafolio.co/economia/finanzas/desaceleracion-economica-se-ve-en-la-inversion-y-consumo-de-los-colombianos-583140

Scroll al inicio
×