Solución Integral Empresarial

Reporte a centrales de riesgo sobre operaciones de leasing debe contener información veraz sobre la financiación

Corresponde a las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera, en su calidad de fuentes de información, cerciorarse de que los datos relativos a las operaciones que celebran con los consumidores financieros y que reportan a las centrales de riesgo sean consistentes con sus características particulares y con la realidad, de manera que se atiendan las condiciones legales de veracidad.

Por lo tanto, indicó la entidad, cuando un usuario consulte el estado de un titular en las bases de datos, estas deben brindar información exacta sobre su estado actual, es decir, dar un reporte positivo de los usuarios que en el momento de la consulta están al día en sus obligaciones y uno negativo de los que en ese momento estén en mora en una cuota u obligaciones.

En ese sentido, la Ley 1266 del 2008 establece que los reportes en bases de datos de información financiera, crediticia, comercial, de servicios y proveniente de terceros países, tanto de carácter negativo como positivo, deben incluir el nombre completo del deudor; la condición en que actúa, es decir, deudor principal, deudor solidario, avalista o fiador; el monto de la obligación o cuota vencida; el tiempo de mora, y la fecha del pago, si es el caso, además de ser presentados en la forma que defina el Gobierno Nacional.

Tratándose de la figura de leasing financiero (modalidad que incluye el leasing inmobiliario), se debe tener en cuenta que si bien su estructuración jurídica no se realiza a través de un contrato de mutuo, conlleva efectivamente una financiación a favor del locatario (arrendatario) y a cargo de la institución financiera (arrendador), en la que el primero paga periódicamente un canon que comprende el uso y goce de un bien de propiedad del segundo y la amortización del costo del mismo en caso de que el arrendatario ejerza la opción de compra.

Considerando esas particularidades, el reporte debe precisar la información concerniente a la obligación esencial, es decir, la financiación otorgada, especificando su fecha de inicio, saldo, estado (al día o en mora) y fecha de pago o extinción, de ser el caso, sin perjuicio de aquellos otros datos adicionales que se requieran en el respectivo formato. Información que debe ser veraz, exacta, comprobable y presentada de forma tal que no induzca a error a los usuarios.

Si un consumidor financiero considera que la información reportada no cumple con las características mencionadas, puede solicitar su rectificación a la fuente (entidad financiera) o al operador de la base de datos. En caso de no estar satisfecho con la respuesta ofrecida por la respectiva institución vigilada, puede dirigirse a la superintendencia con la indicación de los motivos de su inconformidad. 

Scroll al inicio
×